miércoles, 1 de febrero de 2017

Geografía de México

¡Buenos días! 

Hoy me levanté temprano y quiero aprovechar porque tengo tantas cosas que contarte. Gracias a Dios ya estamos con todas las materias, por eso mi tiempo está mucho más limitado. Espero ir encontrando espacios para contarte lo que vamos haciendo. 

Lo primero es que en nuestro pizarrón ya se empiezan a ver los trabajos que vamos haciendo. Esta semana vimos a Santa Kateri y, por primera vez, mi hijo pequeño hizo su dibujo. Ya se quiere sentar a trabajar como sus hermanos grandes. Y como bien dicen, al cliente lo que pida, así que también tuvo su actividad de colorear a Santa Kateri. 

Este término escolar nos toca ver una introducción a la geografía de México. Tenemos nuestro libro base de Nobis Pacem, un libro vivo como recomienda el método de Charlotte Mason. Es como si el autor estuviera sentado con los niños contándoles un historia. A mi me gusta complementarlo con fotos, videos y/o actividades. 
De hecho, este tema lo empezamos antes de que tomara mi larguísimo periodo de incapacidad por maternidad. Ya revisando nuestros archivos de narraciones, hice cuentas y tomamos 4 meses de incapacidad, ¡qué trabajo o escuela nos hubiera permitido hacerlo! Ahorita que ya me siento al 100% estamos listos para regresar con mucho entusiasmo a nuestras clases. Pero te decía, el tema de México lo iniciamos antes de este periodo, cuando te compartí el tema de los blob maps. Que los niños hicieron un mapa de América para ubicar dónde está México. Aquí lo puedes volver a ver. 

Esta clase, lo que hice fue leerles del libro de Geografía del Mundo la lección correspondiente. Al final les di dos hojas de colores (café y azul) para que dibujaran y recortaran a México en la hoja café y lo pegaran en la hoja azul que era el océano. Para esto, utilizamos un atlas que te recomiendo mucho. Es lo suficientemente grande para que los pequeños lo puedan apreciar, mide 28x47 cm. 

Lo interesante es que trae mucha información pero el 95% es por medio de dibujos. Trae datos curiosos de todo tipo, culinrios, flora, fauna, bellezas naturales, trajes típicos, deportes, artistas, escritores, leyendas, tradiciones, monumentos, etc.  De esta manera, a los niños se les queda más en la memoria y también les despierta curiosidad por temas que no habían pensado. 

Así que, al finalizar la lectura, les dije a los niños que, en su mapa de México que hicieron  dibujaran lo que más les llamaba la atención de su país. En la primer foto de esta entrada, puedes ver el resultado de sus mapas. 

Al final de la actividad, ellos compartieron lo que habían dibujado de su país. Eso ya fue por iniciativa propia. Es un ejemplo de cómo ellos mismos siguen aprendiendo a través de sus conversaciones y juegos. 

En cuanto tenga otra oportunidad, te comparto otras dos cosas que tengo pendiente, una es sobre cálculo mental y otra es sobre escritura. Que tengas bonito y bendecido día.